Educación

La analítica web y sus salidas profesionales

En la memoria de todos están los contadores de visitas de las páginas webs antiguas. Esos pequeños rectángulos que contaban el número de visitantes que entraban a una determinada página web, y que para muchos eran la única forma de llevar un cierto control sobre el tráfico de sus páginas.

Por suerte, la analítica web ha cambiado dramáticamente en los últimos años, dando paso a técnicas de medición mucho vas avanzadas y por supuesto, mucho más precisas. Tanto ha evolucionado esta ciencia que hoy en día existe la figura del “analista web”, que es nada más y nada menos que esa persona que se encarga de medir y analizar toda la información que se registra sobre las visitas y el uso de una página web. Los analistas web son además unos de los profesionales más demandados en el mercado laboral de hoy en día.

Debido a que es una profesión relativamente nueva, la mejor forma para formarse es realizando un máster analítica web: en tan sólo un año habrás adquirido todas las aptitudes y conocimientos necesarios para ser uno de los profesionales más demandados.

¿A qué pueden dedicarse los analistas web?

Tras estudiar un máster analítica web, son numerosas las salidas profesionales a las que se pueden optar, aunque en primer lugar hay que pensar…  ¿Trabajar del lado del cliente o en agencia?

No hay una respuesta correcta ni una opción mejor, simplemente son diferentes. Trabajar en el lado del cliente te permite conocer en profundidad ese sector del mercado y suele haber más presupuesto/libertad para experimentar, probar estrategias nuevas etc. Una vez que el analista presenta los nuevos resultados y las propuestas de cambios/estrategias, suele ser más sencillo/rápido llevar a cabo esos cambios, puesto que se está dentro de la propia empresa, aunque puede variar de uno a otro.

Trabajar del lado de una agencia te permite trabajar con varios clientes a la vez, conociendo y descubriendo el funcionamiento de diversos sectores (lo cual es útil para las personas que han estudiado un máster analítica online y están buscando especializarse en un determinado sector). Los ambientes de trabajo en las agencias suelen ser más distendidos, aunque también se tiene menos tiempo para invertir en los proyectos y la aprobación de presupuestos, cambios y/o estrategias suelen ser más largos.

Una vez decidido eso, sólo hace falta encontrar un trabajo. Hay numerosos puestos y departamentos en los que un analista digital puede trabajar. Lo más común es por supuesto trabajar en el departamento de analítica, gestionando y analizando toda la información proveniente de la página web (número de visitantes, tiempo en la página, páginas vistas, número de conversiones…) y reportar los resultados de cara a aplicar nuevas estrategias y optimizar el funcionamiento de las actuales.

Otro trabajo que pueden desempeñar los estudiantes de un máster analítica web es dentro de un departamento de estrategia. Los “estrategas” se encargan de analizar los datos obtenidos y establecer los siguientes pasos a tomar, realizando previsiones de resultados y proponiendo actividades de marketing que puedan ayudar a conseguir los objetivos marcados.

Los estudiantes de un máster de analítica web, también pueden trabajar dentro de cualquiera de los departamentos dentro del marketing digital que proporcionen una serie de datos que deban ser analizados. Lo más lógico es pensar en el departamento SEO, pero otros como Social Media, SEM o incluso Afiliados son también adecuados para personas que hayan cursado el máster analítica web. Todas estas técnicas de marketing generan una gran cantidad de datos que deben ser analizados en profundidad con el fin de optimizar la actividad, ya sea bien reduciendo costes, mejorando ventas o simplemente incrementando el número de visitas, pero para ello se necesita de alguien que tenga la capacidad de interpretar los datos obtenidos, y nadie mejor que un analista web titulado. De hecho, es bastante común encontrar en las ofertas de empleo descripciones que piden a analistas digitales con conocimientos de otros campos.

Si aún estás buscando tu camino profesional, o si eres un apasionado de los números y tienes una buena capacidad analítica… ¿Por qué no te animas a estudiar un máster de analítica web y ser uno de los profesionales más demandados del mercado?

Estudiar un Master de Marketing Online

El mundo del marketing online ha crecido enormemente durante los últimos años. Hoy en día prácticamente todas las empresas están presentes en el mundo digital, ya sea a través de sus canales sociales, publicidad en buscadores o con algo tan básico para cualquier negocio como una página web… ¿Recuerdas la última vez que buscaste una tienda en internet que no tuviese página web? No, ¿Verdad? Pues por eso mismo el mundo del marketing online es uno de los sectores con más proyección del momento, ofreciendo además un gran número de puestos de trabajo en todo el mundo.

 

Sin embargo la formación universitaria no siempre está a la altura de los requerimientos del mundo profesional del marketing online. Esto es debido a que el mundo del marketing es muy extenso ya de por sí, ya que en la carrera se aprende sobre economía, psicología, legislación… Por lo que es normal que durante los años universitarios se de más prioridad a la base, dejando en el tintero algunos temas más especializados.

 

Esto no quiere decir que no se aprenda nada sobre marketing online, pues las universidades han ido modernizando su temario según avanzaba el mundo del marketing, enseñando a los alumnos la base y dándoles las claves para el día de mañana ser los mejores profesionales del marketing online. Aunque aquellos que quieren tener una visión completa del marketing digital, suelen optar por realizar un máster marketing online.

 

¿Por qué estudiar un máster de marketing online?

 

La respuesta es sencilla. Un master marketing online te proporciona los conocimientos básicos y avanzados de todos los aspectos que engloba el marketing online, dotándote así de un perfil 360 que te permitirá ser competente en cualquier campo del mundo digital online.

 

Para ser competente en una empresa o en una agencia digital, hoy en día no basta con estar especializado en un campo en concreto, es conveniente saber al menos lo básico de todo el entramado digital. ¿Por qué? Bien, pues porque cualquier estrategia de marketing digital, en raras excepciones suele estar compuesta únicamente de un canal, sino que suele ser un conjunto de canales que trabajan juntos para conseguir un mismo objetivo.

 

Estudiando un máster marketing online podrás aprender a crear estrategias 360, sabiendo qué puede aportar cada canal, y sabiendo las limitaciones y los retos que puede suponer cada uno de ellos. En algunos casos, algunos canales pueden “pisarse” entre ellos, y mientras uno empieza a mejorar, el otro empieza a empeorar. Si estás centrado en tan sólo uno de los medios, y no entiendes cómo funciona el resto, te costará más entender y solucionar los problemas que puedan surgir con las campañas. Al conocer los fundamentos de todos los canales serás mucho más polivalente y podrás desarrollar mejores estrategias y mejor trabajo. Y eso es algo que hoy en día aprecian todas las empresas y agencias.

 

¿Qué se aprende en un máster de marketing online?

 

Como hemos mencionado anteriormente, aprenderás todo lo básico – y lo no tan básico – sobre el entramado del marketing online. Esto incluye social media, SEO, SEM, analytics, marketing de afiliación… Con el master marketing online podrás entender en funcionamiento de cada una de las áreas que conforman el mundo digital.

 

Ten en cuenta, que esto no quiere decir que la especialización sea un error, todo lo contrario. Llegar a ser un experto en un campo concreto te abrirá muchas puertas, pero ten en cuenta que ser un experto que además conoce todos los amasijos del resto de campos del marketing online, te abrirá muchas más. Así que seas un profesional que quiere dar un giro a su carrera, un recién graduado, o simplemente un veterano del marketing que quiere aprender algo más… ¿A qué esperas para estudiar tu master de marketing online?

 

 

Por qué estudiar en una universidad internacional

¿Estás a punto de comenzar una carrera universitaria? ¿Has oído hablar de las universidades internacionales? ¿Conoces lo que supone estudiar en una universidad internacional y sus ventajas?

Si estás en ese momento de la vida en el que toca decidir qué carrera estudiar y en qué universidad hacerlo, es bueno que conozcas las ventajas que te puede traer estudiar en inglés y todo lo que conlleva para tu futuro.

Definición y ventajas de estudiar en una universidad internacional

¿Qué es una universidad internacional?

Es una universidad de tipo público o privado cuya orientación académica tiene la premisa básica de la formación del alumno para el desarrollo de su actividad profesional en un entorno de trabajo internacional, independientemente del país de trabajo y la nacionalidad de sus compañeros.

Es por ello que este tipo de universidades adapta sus planes de estudio para que la convalidación de estudios internacionalmente sea favorable y rápida. Además de enfocar la metodología de estudio hacia la incorporación laboral y la práctica, dando menos importancia a la parte de investigación.

¿Cuáles son las principales diferencias?

Impera el carácter práctico en el estudio, enfocado a la rápida adaptación de una forma ágil a cualquier entorno de trabajo y país.

¿Qué ventajas tiene estudiar en una universidad de este tipo?

Las ventajas son obvias, en un mundo en que la movilidad laboral es ya la normalidad, estar adaptado y haber estudiado con una orientación internacional, te aporta ventajas competitivas ante otros aspirantes a puestos de trabajo.

¿Cuáles son sus costes?

Aunque existen universidades internacionales públicas, en España la gran mayoría son universidades privadas. Por lo que accederás a una educación con un mayor costo, pero con un valor diferencial frente al resto de tus competidores desde el primer minuto de estudio.

¿Cuántas universidades ofrecen esta modalidad?

Las universidades internacionales son por lo general de tipo dedicado, es decir que nacen y se conciben con este fin, por lo que tendrás que buscar tu carrera dentro de las universidades internacionales que la ofrezcan a nivel nacional. Por lo general estas universidades se concentran en grandes núcleos de población, a las afueras de las ciudades.

¿Cómo es una universidad internacional?

Es un tipo de universidad en el que la diversidad cultural está presente, por lo que tendrás que comunicarte en inglés con muchos de tus compañeros. Además, muchas asignaturas, casi la totalidad en realidad, son en inglés e incluso un tercer y cuarto idioma. Debes estar preparado para estudiar en cualquier idioma y adaptarte a los cambios de compañeros habitualmente, ya que en este tipo de centros universitarios se concentran alumnos con gran movilidad geográfica. También deberás estar preparado tú mismo para realizar estancias en otras universidades internacionales asociadas a la tuya, los intercambios y cursos completos fuera de tu universidad de origen estarán a la orden del día.

Si eres una persona inquieta y quieres trabajar alrededor de todo el globo, te gusta viajar, descubrir nuevas experiencias, el cambio constante y formar parte de equipos internacionales interdisciplinares, una universidad internacional es tu mejor punto de partida.

Cómo realizar el máster de acceso a la abogacía

Si has estudiado un grado en derecho y tienes en mente ejercer la profesión de abogada, ya sabrás que es de obligado cumplimiento la realización del máster de acceso a la abogacía.

Este máster, aprobado y regulado para que cumpla los mismos requisitos en todos los centros, lo puedes encontrar en muchas universidades en España. Casi todas ellas, han adaptado ciertas titulaciones que tenían anteriormente a la nueva normativa, para así dar esta formación que como decíamos anteriormente, es obligatoria si quieres ejercer la profesión.

Hacer un máster de acceso a la abogacía además de porque sea obligatorio, es interesante estudiarlo porque te ayuda a saber dónde te gustaría ejercer más concretamente dentro de esta profesión tan amplia. Además, conoces a personas que como tú, quieren ejercer de abogados. Por lo que hacer contactos es también unos de los aspectos positivos de hacer este máster, y cualquiera en realidad. Ya que muchas veces son esas personas las que en un futuro podrán requerir de tus servicios o pueden ayudarte a encontrar, cambiar o mejorar tu trabajo. También es cierto que muchas de las personas que quieren ejercer, vienen de familias que posees un bufete o trabajan en uno de ellos. Así es que es buena opción también a la hora de gestionar una cartera de contactos del sector que puede ser interesante a medio-largo plazo.

En definitiva, el máster de acceso a la abogacía no es sólo una obligación como tal, sino que puede aportarte muchas más cosas interesantes de cara a tu futuro profesional.  Aprovéchalo al máximo y aprende de grandes profesionales del sector que tienen recorrido y experiencia de muchos años. Eso sí, elige bien donde cursarlo, qué universidad cumple con tus expectativas y te va a dar la formación que necesitas para ser un gran profesional en el mundo de la abogacía.